BUMP en el ano: métodos de tratamiento y medidas preventivas

Un golpe en el ano, que ocurre por varias razones: el fenómeno es bastante común. En la mayoría de los casos, los pacientes que tienen los primeros signos de formación de BUMP, a pesar de los síntomas alarmantes, se avergüenzan de ver a un médico. Para el tratamiento, usan remedios improvisados y populares que no siempre ayudan. En medicina, la formación de un bulto en el ano se llama hemorroides. Esta patología requiere un examen por parte de un proctólogo y un tratamiento apropiado. La terapia correctamente seleccionada evitará complicaciones de la enfermedad, hemorragia y otros resultados indeseables.

Un bulto en el ano, ¿es esta patología peligrosa?

Bump en el ano - la etapa inicial

Un bulto en el ano: la etapa inicial

Cuando se forma una protuberancia en el ano, estos son los primeros síntomas de las hemorroides. Especialmente si, además de la protuberancia, el paciente siente una fuerte picazón, ardor y la sangre es visible en el papel higiénico después de ir al baño. Aunque la aparición de una protuberancia puede indicar la presencia de un paciente con trombosis de nodo hemorroidal de tipo externo o interno, paraproctitis.

En algunos casos, un crecimiento indica signos de cáncer. Un pequeño crecimiento o la aparición de un grano en o cerca del ano indica el desarrollo de papiloma perianal o condiloma agudo en el paciente. Pero es el golpe, que tiene un color lívido, un tamaño pequeño, indica los primeros síntomas del desarrollo de hemorroides

El golpe formado también se llama crecimiento o pelota. Independientemente del nombre, en medicina generalmente se llaman nódulos venosos. Dentro del nódulo y lleno de sangre venosa. Su tamaño depende del grado de relleno de sangre. La última etapa de las hemorroides, la más descuidada, se caracteriza por la ampliación patológica de las venas del recto. Tal etapa es muy difícil y peligrosa para el paciente, ya que la formación de patología es irreversible. En la mayoría de los casos, un crecimiento o un golpe aparece como resultado de una presión excesiva en las venas del recto.

Causas de la formación de un bulto

Hay muchas razones que causan la apariencia de patología. Primero expuesto a la enfermedad están las personas que sufren de estreñimiento frecuente y mujeres embarazadas que tienen una alta presión intraabdominal. Por lo tanto, durante el estreñimiento se recomienda consumir tantos alimentos líquidos y líquidos y fibrosos. Durante el estreñimiento hay un vaciado difícil con masas fecales duras, que rascan e irritan la membrana mucosa del recto, que tiene trazas de inflamación.

Los alimentos adecuados y líquidos calmará el recto y darán tiempo para disminuir el proceso inflamatorio.

Por lo tanto, las hemorroides aparecen a través de una mala nutrición, situaciones estresantes frecuentes, estreñimiento. Expuestas a la enfermedad, las personas que no se mueven mucho son muy largas en una posición sentada. A veces, la causa de las hemorroides puede ser un factor hereditario, lo que sugiere un subdesarrollo de las venas del ano.

Los factores adicionales de formación pueden ser anticonceptivos orales, algunos tipos de medicamentos, uso excesivo de bebidas alcohólicas y drogas de acción laxante. Una de las causas de la enfermedad son algunos deportes, como montar a caballo, levantamiento de pesas, ciclismo, remo, etc.

¿Cuál es el peligro de un bulto durante el embarazo?

Nodos hemorroidales

Una de las razones anteriores para la formación de la patología se considera el embarazo. Ocurre como resultado de sobrecargar el sistema venoso de la futura madre. Bueno, si ella incluso antes del embarazo se quejaría de las venas varicosas, entonces la situación puede ser mucho más complicada. Por lo general, el desarrollo de hemorroides en el embarazo comienza en la segunda mitad.

Leer también:

Se asocia con un aumento en el útero, que con su tamaño comienza a ejercer presión sobre el piso pélvico, especialmente en el plexo venoso-hemorreo. A todo esto, adicionalmente se agregó estreñimiento frecuente, que sufren, muchas mujeres embarazadas.

Además del hecho de que la mujer embarazada se vuelve inquieta e irritable, además de su condición se agrega incomodidad, quema y picazón. Tales síntomas tienen un impacto negativo en la condición general del paciente, en el transporte del feto, empeoran el curso del parto, pueden complicar la condición de la mujer después del parto. Por lo tanto, en los primeros signos de la enfermedad, es necesario consultar con urgencia a un médico y comenzar el tratamiento adecuado.

Por lo tanto, puede evitar y prevenir el desarrollo de la anemia, enfermedades asociadas con el sistema musculoesquelético, el sistema genitourinario, la piel. A veces, la aparición de la enfermedad en el embarazo funciona sin síntomas visibles, por lo que durante un examen de rutina de una mujer en el consultorio del médico, su presencia puede ser una gran sorpresa. En casos opuestos, las hemorroides van acompañadas de:

  • incomodidad, picazón, ardor en el área del ano;
  • sensaciones dolorosas durante la defecación;
  • una sensación de que el intestino no se ha vaciado por completo;
  • Los nodos hemorroidales se agrandan y caen del ano;
  • Descarga mucosa, acuosa, a veces ensangrentada del ano.

Qué tratamiento se usa para tratar hemorroides y medidas preventivas

Hemorroides posparto

Después de que el médico realiza un examen exhaustivo del paciente, establece las causas de la formación de un bulto en el ano y hace un diagnóstico que prescribe el curso apropiado del tratamiento. Básicamente, el tratamiento consiste en una nutrición adecuada y una dieta equilibrada. Cuando la causa de la protuberancia del paciente es el estreñimiento, será necesario reemplazar los alimentos sólidos con más líquido. Con el estreñimiento, el médico recetará medicamentos de acción laxante.

Las bebidas alcohólicas también afectan negativamente el tratamiento, por lo que tendrán que ser completamente abandonados. Los ejercicios físicos no complicados, la actividad motora del paciente será una excelente manera de mejorar la circulación sanguínea en las venas. Especialmente útil en la enfermedad es participar en la natación en la piscina. Cuando el trabajo se asocia con una sesión prolongada, es necesario tomar descansos de vez en cuando, puede dar un paseo por la oficina o salir por un par de minutos, en la calle.

Es necesario rechazar durante el período de tratamiento del uso de alimentos con la adición de especias y especias, lo que solo agrava el proceso inflamatorio.

Como terapia local, el médico recetará supositorios y ungüentos especiales del efecto terapéutico apropiado. Si la enfermedad está acompañada de sensaciones dolorosas, prescribe medicamentos en forma de supositorios y ungüentos, que además del efecto terapéutico también tienen un efecto analgésico. El sangrado con hemorroides requiere el uso de fármacos de acción hemostática. Para fortalecer el tono de las paredes venosas, prescribe drogas especiales: Venotonics.

En el caso de las complicaciones de las hemorroides o la condición excesivamente descuidada, la ineficacia del tratamiento farmacológico requiere una intervención quirúrgica. Para este propósito, se utilizan técnicas mínimamente invasivas, que consisten en escleroterapia, ligadura del golpe con anillos de látex. Cuando dichos métodos no ayudan a deshacerse del crecimiento, se extirfa o se liga, en casos raros se usa la plastidad del esfínter anal.

La formación de una protuberancia como resultado de la paraproctitis o el quiste coccygeal solo requiere intervención quirúrgica.

Muchas personas están interesadas en la cuestión de si es posible curarse por completo del bulto. Por supuesto, ningún médico le dará al paciente un cien por ciento de garantía de recuperación completa. Después de todo, incluso la intervención quirúrgica por escisión del bulto, no promete que las hemorroides desaparecerán para siempre. En el futuro, el crecimiento se puede formar nuevamente en otro lugar.

Por lo tanto, para evitar el riesgo de recurrencia de la patología, el paciente debe cumplir con todas las recomendaciones del médico, observar su dieta, llevar un estilo de vida saludable y adecuado. Además, las visitas regulares al médico proctólogo ayudarán a detectar signos de nodo hemorroidal en las primeras etapas, lo que a su vez le permitirá comenzar un tratamiento oportuno y rápido.