Colitis: inflamación del intestino grueso – síntomas

La inflamación del intestino grueso es un nombre colectivo utilizado para designar procesos dolorosos que ocurren en una o más partes del órgano mencionado. Desarrollando por varias razones, tal condición es igualmente común en personas de sexos y todas las edades. En este caso, debido a la complejidad de la enfermedad, su tratamiento debe seleccionarse para cada paciente individual individualmente y necesariamente por especialistas.

¿Cuáles son las razones de la inflamación en el intestino grueso?¿Cómo se manifiesta esta enfermedad?¿Es posible diagnosticar dicha enfermedad en una etapa temprana y, lo más importante, cómo y cómo tratarla? Estas y otras preguntas igualmente importantes relacionadas con los procesos inflamatorios en el intestino, y responderán nuestro artículo.

¿Por qué ocurre la inflamación?

Inflamación de la membrana mucosa del estómago

La inflamación es la muerte de las células de las membranas mucosas.

Antes de responder a esta pregunta, es necesario comprender cómo ocurre este doloroso proceso en general.

Desde un punto de vista médico, cualquier inflamación es la muerte de las células de las membranas mucosas, acompañada de un abundante suministro de sangre al área afectada.

Este proceso se acompaña de trastornos inevitables en el trabajo del órgano «lesionado» y, como consecuencia, el síndrome del dolor.

Como regla general, varios organismos dañinos juegan el papel de provocar el problema. Si estamos hablando de la inflamación del intestino, generalmente es:

  • gusanos y otros parásitos;
  • agentes infecciosos (virus y microbios);
  • Otra flora patógena.

Por supuesto, la causa de la ocurrencia de la violación puede servir y otros factores negativos. Entre ellos se puede distinguir:

  1. Enfermedades autoinmunes, que implican el rechazo espontáneo de las células de la membrana mucosa del intestino grueso;
  2. La predisposición genética, en otras palabras, heredó la falta de enzimas digestivas, provocando problemas con el tracto gastrointestinal;
  3. Nutrición inadecuada, que provoca daños químicos y mecánicos a las membranas mucosas de los órganos involucrados en el proceso digestivo (generalmente mediante el uso de alimentos excesivamente picantes o grasos);
  4. Anormalidades ateroscleróticas, debido a la vasoconstricción de los vasos inevitablemente, lo que conduce a un suministro de sangre deteriorado a las paredes intestinales.

Acerca de los síntomas y el tratamiento de la colitis dirá el video:

Leer también:

Clasificación de enfermedades

Duodenitis

La duodenitis es un trastorno de la función del duodeno.

Dependiendo de la localización del enfoque de la inflamación, los procesos dolorosos en el intestino generalmente se clasifican de la siguiente manera:

  • Enteritis. Este término se refiere a la inflamación del intestino delgado (tanto de una vez como de cualquier sección del mismo).
  • Duodenitis. Bajo este nombre se entiende un trastorno de la función del duodeno.
  • Mesadenitis. En tales enfermedades, la inflamación afecta solo a los ganglios linfáticos ubicados en el intestino (el proceso doloroso en sí generalmente es causado por una infección).
  • Colitis. Este término generalizador se suele utilizar para describir procesos inflamatorios, sólo en el intestino grueso. Además, puede verse afectado todo el órgano, así como sólo la parte inferior del mismo. También se suele llamar colitis a la inflamación de la mucosa del resto del intestino.

Sintomatología típica

Distensión abdominal

La hinchazón abdominal indica una falta de enzimas digestivas.

Los síntomas que se manifiestan en los procesos inflamatorios en el intestino pueden variar mucho según la localización del problema.

Sin embargo, algunas de las manifestaciones características de tales dolencias pueden considerarse comunes.

En ellos confían los médicos cuando hacen un diagnóstico preliminar de «inflamación del intestino». Entre estos signos específicos se pueden destacar los siguientes:

  1. Dolores raspantes o opresivos, cuyo foco principal de origen, por regla general, no es posible determinar;
  2. síndrome de náuseas y vómitos, que generalmente empeora después de comer y disminuye después de limpiar el estómago;
  3. hinchazón abdominal y otros síntomas que indican falta de enzimas digestivas;
  4. heces inestables (que van desde estreñimiento hasta diarrea);
  5. anemia (la anemia resulta de la deficiencia de hierro, inevitable con daño intestinal);
  6. fiebre (una reacción típica de cualquier proceso inflamatorio).

¿Cómo se diagnostica la inflamación del intestino?

Cómo prepararse para la cirugía

Un análisis de sangre determinará el grado de inflamación.

En el caso de inflamación de cualquiera de los compartimentos intestinales, el diagnóstico de laboratorio de la enfermedad es un paso necesario antes de prescribir el tratamiento.

Es esto lo que le permite establecer el foco del proceso de la enfermedad y, por lo tanto, identificar sus causas. Sin estos procedimientos, el desarrollo de una estrategia adecuada para el tratamiento de la inflamación sería sencillamente imposible.

¿Qué tipo de exámenes tendrá que pasar un paciente con sospecha de problemas intestinales? Hoy en día, los siguientes métodos instrumentales y de laboratorio son especialmente populares (debido a su eficacia) para diagnosticar enfermedades del tracto gastrointestinal:

  • Examen bacteriológico de las heces (sirve para detectar la presencia de microbios patógenos en el cuerpo);
  • Prueba de sangre general (le permite determinar el número de leucocitos activos en el cuerpo y, por lo tanto, y el grado de inflamación);
  • FEGDS, colonoscopia o endoscopia de cápsula de video (inspección visual del intestino y el estómago le permite identificar con precisión el enfoque de la inflamación y, además, obtener el biomaterial necesario para estudios de laboratorio adicionales, como la biopsia);
  • Coprograma (es necesario un examen más detallado de las heces para determinar la falta de enzimas digestivas).

Medidas terapéuticas

Terapia etiotrópica

La terapia etiotrópica implica la administración sistemática de antibióticos.

Después de identificar el enfoque de la enfermedad y hacer un diagnóstico preciso, el médico puede desarrollar una estrategia para tratar la inflamación en el intestino que sea adecuado para el caso. Por lo general, dicha terapia se lleva a cabo en varias etapas, cuya esencia es la siguiente:

Leer también:

  1. Ajuste de la dieta. Este paso es necesario para minimizar la carga en la mucosa intestinal. Los principios básicos de la dieta prescrita para la inflamación del intestino generalmente se reducen a la negativa de cualquier alimento que no sea crudo, cocido o al vapor. En cuanto a los productos específicos, los médicos, por regla general, recomiendan a sus pacientes que ingresen a la dieta diaria del pan de centeno y las frutas y verduras frescas. No menos útil en la inflamación de los intestinos también es rico en alimentos en proteínas (por ejemplo, carne o leche). Lo principal es que el paciente monitorea el contenido de grasa de tales productos y no sobrecarga su sistema digestivo.
  2. Eliminación de la causa subyacente de la enfermedad. La terapia etiotrópica, por regla general, implica la administración sistemática de antibióticos. Dichas medidas están dirigidas a la destrucción completa del agente causal de la enfermedad. Si el desarrollo de la inflamación es provocado por los parásitos, los antibióticos son reemplazados por medicamentos antihelmínticos. Si los problemas intestinales son causados por una enfermedad autoinmune, el paciente también recibe inmunosupresores.
  3. Supresión del proceso inflamatorio. La terapia patogenética, en primer lugar, implica tomar sorbentes. Dichas drogas se unen a sustancias dañinas depositadas en el intestino y eliminarlas de manera rápida pero suave del cuerpo. Por supuesto, en paralelo con los sorbentes, se recetan pacientes y los medicamentos antiinflamatorios habituales, así como agentes que contienen enzimas que reducen la carga en los órganos del tracto gastrointestinal.
  4. Tratamiento sintomático. Para eliminar el dolor que surge de los procesos inflamatorios que ocurren en el intestino, los médicos generalmente recetan analgésicos y antiespasmódicos de sus pacientes. También es apropiado tomar defoamers (ayudando con la hinchazón abdominal) y otros medios altamente especializados. Se debe prestar especial atención en este asunto a los logros de la medicina popular.

Remedios populares para el tratamiento de síntomas de inflamación

Infusión de manzanilla

Con una mayor acidez ayudará a la infusión de manzanilla.

Las plantas medicinales se usan con éxito para combatir los síntomas de muchas enfermedades graves. La inflamación en los intestinos no es una excepción.

Hoy, significa aliviar los síntomas de esta enfermedad, se puede encontrar en cualquier farmacia. Enumeremos el más efectivo de ellos:

  • Desde hinchazón abdominal y para estabilizar las heces en proporciones iguales, mezcla flores de hinojo, comino y manzanilla. La masa resultante se vierte agua hirviendo. El líquido se tensa y se toma después de las comidas (un máximo de tres veces al día).
  • Con un aumento de la acidez en el estómago, prepare una tintura de colecciones de farmacia de manzanilla, elecampano, valeriano, biow, hamamelis, alder, caléndula, regaliz y Althea. Los ingredientes enumerados se mezclan, se vierten con agua hirviendo y se envían a un baño de agua durante 5 minutos. El líquido terminado se filtra y se bebe medio vaso a la vez antes de cada comida principal (es decir, tres veces al día).
  • Con una acidez reducida, ya se usan otras hierbas. En este caso, la tintura se prepara a partir de colecciones de Linden, Althea, manzanilla, hinojo y elecampano. Los ingredientes se mezclan y se colocan en agua hirviendo. El líquido es insistido y tenso. Beba el remedio no regularmente, sino como un anestésico (en otras palabras, solo en exacerbaciones de la enfermedad).
  • Reducir la inflamación en los intestinos ayudará al jugo de planta y la miel. Los componentes mencionados se mezclan en una proporción de 2 a 1 y beben tres veces al día (una cucharada, al menos una hora antes de una comida completa).
  • Ayuda bien con la inflamación y los enemas basados en una solución al 3% de ácido bórico y caléndula. Para una sesión, tome una cucharada de cada uno de los componentes. Poner tal enema es mejor antes de acostarse.

Medidas preventivas

Cómo tratar los lombrices

Siempre debes lavarte las manos antes de comer.

Al igual que cualquier enfermedad del tracto gastrointestinal, la inflamación intestinal se puede evitar fácilmente siguiendo reglas de higiene simples desde la infancia.

Por ejemplo, mantenga las manos limpias y lave los alimentos antes de comer. Sin embargo, en la práctica, no es menos importante seguir los principios banales de la buena nutrición.¿Qué son?

Si el paciente ya es consciente de la propensión de sus intestinos a la inflamación, no es superfluo que revise por completo su dieta, para evitar la transición de la enfermedad a una etapa crónica. Los pasos más racionales en este sentido serán un rechazo completo de cualquier comida exótica y restricciones razonables en el uso de condimentos picantes.