Cómo prepararse para la colonoscopia, información detallada sobre el procedimiento de diagnóstico

Para detectar varios tipos de trastornos patológicos en el intestino grueso, se utiliza un método especial de examen: colonoscopia.

En este caso, además de la alta calificación del especialista, el buen rendimiento del método se debe a la calidad de la preparación del paciente para la manipulación. Por lo tanto, antes de llevar a cabo el procedimiento, el paciente debe tener en cuenta todas las recomendaciones médicas necesarias en la etapa de preparación para la colonoscopia.

información general

Cómo prepararse para la colonoscopia

Colonoscopia – Investigación del intestino grueso

La colonoscopia es un método endoscópico para examinar la mucosa del intestino grueso utilizando un fibibrolonoscopio. El uso de este dispositivo óptico en la mayoría de los casos sirve como la única forma de establecer un diagnóstico confiable para el paciente.

En ausencia de manifestaciones inflamatorias en el área investigada, el procedimiento es completamente indoloro. En algunos casos individuales, se lleva a cabo bajo anestesia local o bajo anestesia general.

El diagnóstico le permite estudiar toda la longitud del colon. En este caso, la colonoscopia es un método único que brinda la oportunidad de detectar neoplasias cancerosas en el intestino en los niveles iniciales de desarrollo.

Indicaciones para la cita

La colonoscopia puede llevarse a cabo con fines de diagnóstico y también tener una naturaleza terapéutica del rendimiento. Este método de investigación se designa a los pacientes para determinar varios cambios patológicos, o si existe una sospecha del desarrollo de tumores malignos.

Hay una serie de signos en los que se indica el método de colonoscopia. Entre ellos:

  • Una sensación de dolor en el área del intestino grueso;
  • estreñimiento o diarrea;
  • debilitamiento del cuerpo en el fondo de los trastornos de las heces de etiología poco clara;
  • la presencia de hemorroides en combinación con sangrado periódico;
  • presencia de sangre en las heces;
  • disminución rápida en el peso corporal;
  • enfermedad diverticular del colon;
  • inflamación y úlceras en la mucosa intestinal;
  • la necesidad de extraer una pieza de material para un examen más detallado;
  • Eliminación de pequeños pólipos a la amenaza de su transformación en tumores malignos.

Métodos para llevar a cabo

Cómo prepararse para la colonoscopia

Cómo prepararse para la colonoscopia necesariamente le dirá al médico

El procedimiento de este método de examen se realiza en una sala médica especialmente preparada para este fin. Se libera al paciente de las prendas de vestir de la parte inferior del cuerpo hasta la cintura y, acomodándose en la camilla, se coloca sobre el lado izquierdo, adoptando una posición cómoda con las rodillas dobladas y presionadas contra la zona abdominal de la parte inferior. extremidades.

Lea también:

La medida diagnóstica se lleva a cabo bajo anestesia local, con el uso de sedación o anestesia general.

Con anestesia local, se utilizan preparaciones con lidocaína, que entran en contacto con la membrana mucosa del órgano examinado lubricando la punta del dispositivo. Como resultado, se produce un efecto anestésico local y el paciente permanece en plena conciencia.

Este tipo de anestesia también se puede realizar mediante la administración intravenosa de medicamentos. La sedación implica que una persona permanece medio dormida con la conciencia activada con la ayuda de medicamentos especiales sin sensación de dolor, logrando el resultado de suprimir el malestar y el miedo.

En la anestesia general, los especialistas administran potentes fármacos al paciente, sumiéndolo en un sueño profundo con el efecto de una completa inconsciencia. Dado que este tipo de anestesia siempre presenta un cierto riesgo para la salud humana, incluidas contraindicaciones, el estudio de los intestinos con anestesia se utiliza solo en ciertos casos:

  1. al diagnosticar a niños menores de 12 años;
  2. para personas con problemas de salud mental;
  3. para pacientes con un alto umbral de vulnerabilidad al dolor.

Después del procedimiento de anestesia, se inserta una sonda en el ano del paciente, después de lo cual el médico examina minuciosamente las paredes del órgano y empuja gradualmente el tubo más. Al mismo tiempo, en la parte exterior del abdomen, mantiene bajo control el proceso de movimiento del colonoscopio a través de las asas intestinales.

Para mayor objetividad, se realiza una expansión artificial de los intestinos mediante el uso de aire transmitido, lo que provoca una mayor hinchazón del abdomen, provocando algunas molestias a la persona examinada.

Si es necesario, se toman biopsias de los tejidos afectados durante el procedimiento y se extirpan los pólipos. En la última etapa del diagnóstico, utilizando una abertura especial del dispositivo, el médico elimina el exceso de aire del paciente y retira con cuidado la sonda.

La duración total del examen es de 20 a 30 minutos.

Realizar acciones adicionales

Cómo prepararse para la colonoscopia

Colonoscopia: un método informativo de diagnóstico.

Al completar las manipulaciones realizadas, el paciente recibe un protocolo con los resultados del estudio, así como recomendaciones para nuevas instrucciones. Al aplicar anestesia local, una persona puede moverse de forma independiente, por lo que inmediatamente puede ser libre.

Después de la anestesia general, es necesario permanecer en una institución médica durante una cantidad adicional de tiempo para el retiro gradual del sueño bajo el control de especialistas. Al final del procedimiento, se permite comer y beber.

Lea también:

Si siente una mayor acumulación de gases en los intestinos, se recomienda tomar carbón activado en forma triturada para una mejor digestión hasta 10 tabletas, beba suficiente agua limpia. Puede usar cualquier medicamento para suprimir la flatulencia. Masajear el área abdominal ayuda bien en tales casos.

Preparación para el diagnóstico

Para realizar un examen completo, es necesario prepararse adecuadamente para el diagnóstico de antemano. La preparación para el procedimiento de colonoscopia implica el cumplimiento de varios criterios:

  1. preparación anticipada;
  2. Recomendaciones nutricionales especialmente establecidas;
  3. vaciado del intestino.

La preparación preliminar comienza con una consulta con un especialista y sus instrucciones sobre tomar o retirar una serie de medicamentos médicos. Se debe informar al médico sobre todas las enfermedades existentes del paciente.

Unos días antes del diagnóstico planificado, está prohibido consumir alimentos que contienen granos, así como frutas y verduras crudas y secas. Durante este período de tiempo, se debe observar una dieta sin escoria.

La siguiente etapa antes de la implementación del procedimiento de estudio es una limpieza exhaustiva del intestino. La lista de alimentos que se pueden comer incluye:

  • decocción de verduras;
  • arroz, así como gachas de avena;
  • papas;
  • pasta;
  • pan blanco;
  • No galletas, aros;
  • sopa en caldo de carne sin fuerza, excluyendo vegetales;
  • pollo, platos de carne;
  • pescado magro;
  • queso duro;
  • requesón, kéfir bajo en grasa;
  • té ligeramente elaborado;
  • café ligero;
  • bissel claro, gelatina, compota de frutas frescas o congeladas;
  • azúcar, miel natural.

Cómo prepararse para la colonoscopia

El procedimiento se lleva a cabo en un lugar especialmente designado para este propósito

En cumplimiento de las reglas de la nutrición dietética durante la fase preparatoria del diagnóstico intestinal, se prohíben los siguientes productos:

  1. pan negro y de grano;
  2. pasas y otras frutas secas;
  3. bayas;
  4. Cebollas verdes, lechuga, perejil, apio, eneldo, acelera, chispas, cilantro, albahaca;
  5. repollo;
  6. carnes ahumadas, alimentos enlatados, encurtidos, encurtidos;
  7. hongos;
  8. mariscos;
  9. leche;
  10. yogures de frutas;
  11. helado;
  12. crema agria, crema espesa;
  13. pescado graso y carne, incluyendo pato y ganso;
  14. bebidas alcohólicas y carbonatadas;
  15. legumbres.

Una condición importante para un examen endoscópico efectivo y veraz es un intestino vacío de los depósitos fecales. El método más común de su purificación es el uso de enema.

Para lograr un lavado efectivo del órgano diagnosticado, su vaciado se realiza dos veces:

  • antes de acostarse, la noche anterior al examen;
  • por la mañana, el día del procedimiento.

Hasta la fecha, hay una forma efectiva de limpiar completamente el intestino aplicando preparaciones médicas especiales sin el uso de la manipulación mecánica.

Varios tipos de medicamentos laxantes tienen una acción rápida y leve de deshacerse de las masas fecales en el intestino, lo que permite al paciente prepararse adecuadamente para la colonoscopia.