Endoftalmitis purulenta del ojo: comience el tratamiento a tiempo para evitar la pérdida de visión

Foto 1

La endoftalmitis purulenta afecta las membranas internas del ojo, y como resultado de la enfermedad, se pueden observar abscesos en el cuerpo vítreo.

Dicha patología requiere un tratamiento urgente, ya que con el tiempo el riesgo de una disminución significativa en la visión y su total de pérdida aumenta.

Leer también:

¿Qué es la endoftalmitis?

La endoftalmitis del tipo purulento se propaga no solo en el globo ocular en sí, sino que puede ir más allá, y existe un riesgo de sepsis.

¡Precaución! Durante el curso de la enfermedad, puede parecer complicaciones graves con un alto riesgo de pérdida de visión.

La enfermedad es casi siempre rápida y aguda, y en las primeras horas existe la apariencia de todos los síntomas principales de endoftalmitis, que, si no se trata, pueden convertirse en panoftalmitis.

Esta enfermedad es una inflamación total de todas las membranas y tejidos.

Foto de endoftalmitis purulenta

Foto 2Foto 3

Síntomas de la enfermedad

La endoftalmitis es una enfermedad de un carácter secundario, que es causada por la propagación de infecciones en los órganos de la visión.

Porque la enfermedad se caracteriza por tales síntomas:

  • La aparición de descarga purulenta en el ojo afectado;
  • opacidad del cuerpo vítreo;
  • disminución de la agudeza visual;
  • pueden ocurrir abscesos si la enfermedad se desarrolla y no se trata;
  • Posible formación de tejido cicatricial en el área de propagación de la enfermedad;
  • disminución de la presión intraocular cuando los procesos inflamatorios se mueven al cuerpo ciliar;
  • Subatropia del ojo, lo que lleva a su arrendamiento.

¡Atención! En el estado descuidado de la enfermedad puede conducir a una pérdida de visión irreversible, por lo que en los primeros signos de endoftalmitis es necesario someterse a un examen completo y comenzar un tratamiento integral.

Diagnóstico

Antes de comenzar el examen de diagnóstico para la endoftalmitis aguda, se examina la calidad de la visión y se detecta un posible estrechamiento del campo visual.

Entonces se pueden realizar los siguientes procedimientos:

Foto 4

  1. Dafanoscopia. Antes del procedimiento, es necesario dilatar la pupila, para este propósito se utilizan gotas dilatadas. Luego, las estructuras del ojo están iluminadas: si hay una enfermedad y está en una forma leve: la luz que pasa a través de la pupila será de color blanco gris (esto indica la presencia de exudado seroso en el ojo). Si se forma pus en el ojo, la luz tendrá un tinte de color amarillo verdoso. Normalmente, la luz debe ser de color rojo.
  2. La medición de la presión intraocular permite determinar la etapa del desarrollo de la enfermedad: en las primeras etapas, la presión disminuye bruscamente, y su aumento ocurre cuando se forma PUS.
  3. Las opacidades vítreas también se pueden diagnosticar mediante ultrasonido del globo ocular.
  4. Para determinar el grado de dilatación vascular, se realiza la biomicroscopia.

Si la forma purulenta de la enfermedad se convierte en una forma crónica, la sintomatología estará presente, pero no en una forma tan pronunciada como en la forma aguda.

Leer también:

Causas de endoftalmitis purulenta

El cuerpo vítreo del ojo está lleno de líquido, que es un ambiente favorable para la reproducción de patógenos.

Por lo general, ingresan al globo ocular de una de las siguientes maneras:

Foto 5

  1. En el proceso de penetración de trauma al globo ocular.
  2. Durante el desarrollo de corioretinitis.
  3. Como resultado de complicaciones derivadas de cirugías fallidas.
  4. En procesos inflamatorios que ocurren en la retina o el sistema vascular del ojo.
  5. La infección puede ingresar al cuerpo vítreo con sangre, siempre que el curso de la inflamación en otros órganos.
  6. En el caso de quemaduras químicas o térmicas de los ojos, la integridad de los órganos visuales se rompe, lo que conduce a una alta probabilidad de infección.

La endoftalmitis purulenta también puede ocurrir como una complicación de una úlcera corneal perforada.

A veces es una complicación distante de las cirugías realizadas meses o años antes de que se desarrolle la inflamación.

Tratamiento

Dependiendo de qué causó el desarrollo de la enfermedad, el médico tratante puede recetar diferentes regímenes de tratamiento.

¡Importante! En general, los principales medicamentos en tales casos son medicamentos antiinflamatorios y antibióticos.

Los medicamentos se pueden usar tanto locales como sistémicamente.

Si los procesos patológicos no son susceptibles de tratamiento y focos de la supuración, se realiza la enucleación (eliminación de tales áreas por cirugía).

En primer lugar, los especialistas recurren a los medicamentos, durante el cual se usan los siguientes drogas:

  • vancomicina;
  • cefazolina;
  • tobramicina;
  • gentamicina.

Aprenda en detalle sobre las formas de utilizar las drogas solo después del examen y la consulta con el médico tratante.

Leer también:

Dependiendo de la gravedad del curso de los procesos inflamatorios, estos medicamentos se pueden combinar en diferentes proporciones, y el curso del tratamiento puede ser diferente en el tiempo.

Por lo general, este tratamiento de la endoftalmitis purulenta requiere monitoreo de la situación, y el paciente se examina aproximadamente una vez cada ocho horas.

Si se ha elegido un curso de tratamiento adecuado, ya se observa una dinámica positiva en los primeros dos días.

En tales casos, los antibióticos concentrados inicialmente prescritos se suspenden y reemplazan por antibióticos convencionales.

Durante aproximadamente una semana, los antibióticos se administran por vía intravenosa, después de lo cual los antibióticos orales se administran durante aproximadamente siete días más.

Posibles complicaciones

Foto 7

En la endoftalmitis purulenta hay una violación de la integridad de las membranas del globo ocular, y la enfermedad comienza a desarrollarse de manera rápida y aguda, ya que los órganos de visión están aislados del sistema inmune general de la persona.

En el curso de la enfermedad, se puede alterar tanto la estructura anatómica del globo ocular como las funciones visuales.

Se inicia el tratamiento anterior, más favorable será el pronóstico, e incluso si se evita la pérdida completa de visión en las etapas iniciales, la interrupción del tratamiento puede conducir a la necesidad de eliminar el globo ocular.

Los oftalmólogos no pueden decir exactamente qué medidas preventivas ayudarán a eliminar por completo la probabilidad de la enfermedad.

Leer también:

Video útil

En este video verá el informe de Vorontsova T. N.(Doctor en Ciencias Médicas) sobre endoftalmitis:

La única forma de combatir la endoftalmitis es el tratamiento oportuno y los exámenes regulares de un oftalmólogo (a la edad de 35 a 40 años, dicho procedimiento debe realizarse al menos una vez al año, y cuanto mayor se vuelve el paciente, más frecuentes se deben ser los exámenes preventivos.).

Excluir la intervención quirúrgica también puede ser un tratamiento oportuno de las enfermedades oftalmológicas causadas por infecciones. Estos son dacriocistitis, blefaritis estafilocócica y conjuntivitis.