Medicamentos de intoxicación alimentaria y recomendaciones de tratamiento

La intoxicación alimentaria es extremadamente peligrosa y a menudo conduce a consecuencias graves. Los culpables de la enfermedad son bacterias y sus toxinas, aunque a veces ocurre la patología y debido a la contaminación de los alimentos con varios compuestos químicos nocivos.

El curso de la enfermedad es muy grave, casi siempre requiere medicamentos para la intoxicación alimentaria. A menudo para un diagnóstico adecuado, los médicos necesitan una muestra de los últimos alimentos del paciente. Se lleva a cabo el diagnóstico de laboratorio de la muestra para microorganismos y sustancias tóxicas.

¿Qué es la intoxicación alimentaria?

Comida envenenada

La intoxicación alimentaria es un proceso infeccioso e inflamatorio agudo.

La intoxicación alimentaria pertenece al espectro de enfermedades digestivas.

Esta es una enfermedad caracterizada por un proceso infeccioso infeccioso agudo causado por microorganismos, toxinas bacterianas o elementos tóxicos de una naturaleza no bacteriana contenida en los alimentos ingeridos.

Este proceso patológico se acompaña de diarrea, vómitos, dolor abdominal, escalofríos, fiebre y otros síntomas.

La intoxicación alimentaria es una enfermedad aguda, lo que significa que ocurre repentinamente dentro de un corto período de tiempo después de comer. Algunas personas se recuperan sin ayuda médica, pero la enfermedad a menudo conduce a complicaciones graves. Más de treinta millones de casos de intoxicación alimentaria se registran en Rusia cada año. Tres mil casos de la enfermedad conducen a la muerte del paciente.

Causas bacterianas de intoxicación alimentaria

Comida envenenada

La intoxicación alimentaria puede ser causada por varias bacterias.

Las bacterias son organismos pequeños que pueden causar infecciones del tracto digestivo. No todas las bacterias son perjudiciales para los humanos.

Algunas bacterias dañinas pueden estar presentes en los productos alimenticios. Los alimentos crudos, como carne, pescado, mariscos, huevos y leche no pasteurizada, a menudo están contaminados con bacterias. Los productos frescos también pueden estar contaminados con bacterias, pero esto es menos común.

Leer también:

La comida también se puede contaminar mientras prepara varios platos en restaurantes o comedoras caseras. Si una persona no se lava las manos, los cuchillos, las tablas de corte y otros utensilios de cocina que entran en contacto con los alimentos antes de cocinar, las bacterias pueden entrar en los alimentos inicialmente no contaminados.

A menudo, la contaminación de los productos se asocia con una violación de la preservación térmica. Las bacterias se multiplican rápidamente a temperaturas entre 20 y 140 grados, por lo que el control de temperatura en el almacenamiento de alimentos es esencial.

En los alimentos refrigerados, las bacterias se multiplicarán mucho más lentamente, por lo que congelar un producto a veces puede detener la propagación de bacterias. Sin embargo, las bacterias no se matan y vuelven a actuar nuevamente después de descongelar los alimentos contaminados. Tipos de bacterias que causan envenenamiento:

  • Salmonella es una bacteria que se encuentra en muchos alimentos, que incluyen carne cruda y poco cocinada, productos lácteos y mariscos. A menudo se encuentra en cáscaras de huevo y huevos internos.
  • Campylobacter: una bacteria que se encuentra en el pollo poco cocido y la leche sin procesar.
  • Shigella es una bacteria que se propaga de persona a persona. Se encuentra en la materia fecal y se propaga por la mala higiene de las manos.
  • Escherichia coli: varias cepas de bacterias que causan intoxicación alimentaria severa. Se encuentran en alimentos crudos, jugos de frutas, leche e incluso productos frescos.
  • Listeria: una bacteria que infecta la carne cruda y poco cocinada, la leche y el queso no pasteurizados.
  • Vibrio: bacterias encontradas en peces y mariscos.
  • Clostridia son bacterias de alimentos enlatados, pescado ahumado y salado.

Causas virales de intoxicación alimentaria

Comida envenenada

El envenenamiento puede ocurrir debido al consumo de alimentos de baja calidad.

Los virus son pequeñas cápsulas de proteínas con material genético. Una vez en el tracto digestivo, los virus también pueden causar envenenamiento.

La mayoría de las veces estos microorganismos se transmiten de persona a persona: pueden estar presentes en las heces y el vómito de las personas infectadas. Si un portador de virus cocina alimentos, la infección puede propagarse. Fuentes comunes de virus transmitidos por los alimentos incluyen:

  1. Alimentos preparados por el portador del virus.
  2. Mariscos y otros mariscos del agua contaminada.
  3. Vegetales y frutas regadas con agua contaminada.

Los virus se encuentran comúnmente en la intoxicación alimentaria:

  • Norovirus, que causa inflamación del estómago y los intestinos.
  • Hepatitis A, que causa inflamación del hígado.

Más sobre la intoxicación alimentaria: en el video temático:

Causas parásitas y químicas de intoxicación alimentaria

Los parásitos son pequeños organismos que viven y se alimentan de otro ser vivo. En los países desarrollados, la intoxicación alimentaria de la naturaleza parásita es relativamente rara.

Leer también:

Cryptosporidium y Giardia son culpables comunes de este tipo de intoxicación alimentaria, que se transmite a través del agua y las heces de personas y animales infectados. Los alimentos que han estado en contacto con agua contaminada también están contaminados. Los productos químicos comunes también actúan como fuente de intoxicación alimentaria. Sus fuentes incluyen:

  • Pescados o mariscos que se alimentan de algas venenosas para los humanos. Algunas especies de peces pueden acumular toxinas bacterianas.
  • Ciertos tipos de hongos.
  • Frutas y verduras sin lavar que contienen altas concentraciones de pesticidas.

Medicamentos para la intoxicación alimentaria.

Antibióticos

En el tratamiento del envenenamiento, se pueden utilizar antibióticos.

Como muestra la práctica, en la mayoría de los casos la intoxicación alimentaria finaliza por sí sola y no requiere medicación dirigida.

Durante la enfermedad se debe observar una estricta higiene alimentaria. Algunos estudios muestran que sólo el 10% de los casos de intoxicación alimentaria requieren terapia con antibióticos.

La intoxicación alimentaria suele ir acompañada de vómitos profusos y deposiciones líquidas. El cuerpo del paciente pierde una gran cantidad de líquidos y sustancias químicas esenciales. El objetivo principal del tratamiento farmacológico es la reposición adecuada de líquidos (rehidratación) y la suplementación con electrolitos.

Las soluciones de electrolitos se toman por vía oral o intravenosa. Se utilizan soluciones isotónicas de cloruro de sodio y soluciones nutritivas de Ringer. Puntos importantes de la terapia de solución:

  1. La rehidratación oral se consigue mediante la administración de soluciones que contienen cloruro de sodio y glucosa. Las soluciones más sencillas de este tipo se pueden preparar añadiendo 1 cucharadita de sal y 4 cucharaditas de azúcar a 1 litro de agua.
  2. El uso de soluciones especiales reduce las muertes por deshidratación en más del 50%. Algunas bacterias bloquean la absorción de nutrientes en el intestino, pero las soluciones terapéuticas aún llegan al torrente sanguíneo mediante un transporte especial.
  3. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una solución que contenga 3, 5 g de cloruro de sodio, 2, 5 g de bicarbonato de sodio, 1, 5 g de cloruro de potasio y 20 g de glucosa por litro de agua.

Uso de absorbentes para intoxicaciones alimentarias.

Los remedios para la intoxicación alimentaria son absorbentes. Se trata de compuestos químicos que absorben toxinas y otras sustancias nocivas y las eliminan con las heces.

El hidróxido de aluminio se utiliza a menudo como absorbente para ayudar a los pacientes a controlar eficazmente el tiempo de defecación.

Este medicamento solo es necesario para reducir la intoxicación, no altera el curso de la enfermedad ni reduce la pérdida de líquidos.

Otras recomendaciones para el tratamiento de medicamentos

Loperamida

La loperamida es la droga de elección para el tratamiento de la intoxicación.

El intervalo entre el uso de absorbentes y otros medicamentos debe ser al menos dos horas.

Los medicamentos antisecretorios, como el subsalicilato de bismuto, también pueden ser útiles. La dosis es de 30 ml. Cada 30 minutos, pero no más de 8-10 dosis por día.

Leer también:

Los pacientes con fiebre, la diarrea sangrienta extensa y los pacientes sin mejoría observada no deben recetarse antiperistalsis.

La loperamida es un medicamento efectivo de venta libre que aumenta la absorción intestinal de electrolitos y agua. Además, el fármaco disminuye la motilidad y la secreción intestinales.

Si los síntomas de intoxicación alimentaria aguda persisten durante 3-4 días, se debe determinar la etiología exacta del patógeno. Para evitar consecuencias desagradables de la intoxicación alimentaria, se debe monitorear cuidadosamente la higiene de la alimentación y la alimentación.