Medicamentos para la úlcera gástrica y duodenal: un enfoque integral

Úlcera péptica y úlcera duodenal: una enfermedad lo suficientemente grave en la que los períodos de exacerbación se alternan con el curso crónico de la enfermedad. Si se realiza dicho diagnóstico, es casi imposible curar con uno o dos medicamentos. La terapia es compleja, requiere un cambio en el estilo de vida e incluso en parte el cambio de actitud hacia la vida, para resolver problemas apremiantes.¿Cuáles son las drogas para la úlcera gástrica y la úlcera duodenal?

Cómo determinar la necesidad de tratamiento de úlceras gástricas y duodenales

Medicamentos para las úlceras de estómago y duodeno.

La destrucción de la integridad de la membrana mucosa es una úlcera

Ulcer: destrucción de la membrana mucosa, exponiendo las capas del estómago o la pared intestinal a continuación. Dado que la historia de la aparición de tal patología en el estómago y en el intestino tiene mucho en común, los medicamentos para la úlcera gástrica y la úlcera duodenal se usan igual.

En el desarrollo de la enfermedad de la úlcera péptica se siente un dolor agudo «bajo la escápula», estos dolores pueden ser agudos o similares a los «dolores de hambre». Aparecen 2-3 horas después de comer, acompañados de vómitos, náuseas, un sentimiento de pesadez en la región epigástrica. Hinchazón abdominal, eructo, flatulencia, falta completa de apetito – Compañeros constantes de esta enfermedad.

Con tales síntomas, es necesario consultar con urgencia a un médico-gastroenterólogo, cirujano, terapeuta. El especialista realizará una gastroscopia, pruebas de laboratorio para aclarar el diagnóstico, recetar medicamentos para la úlcera gástrica y duodenal.

Es extremadamente peligroso participar en la automedicación, siguiendo la información obtenida de amigos y conocidos, así como confiar completamente solo en los métodos de la medicina popular. En el arsenal del gastroenterólogo en este momento más de 500 drogas modernas que pueden seleccionarse, teniendo en cuenta las características individuales del cuerpo.

Agentes antibacterianos contra Helicobacter pylori

Una de las pruebas prescritas por el médico puede ser un análisis de sangre para anticuerpos contra Helicobacter pylori. Y esto no es por casualidad, ya que según varias fuentes, es esta bacteria resistente al ácido clorhídrico la que es la causa de la enfermedad de la úlcera péptica en la gran mayoría de los casos.

Medicamentos para las úlceras de estómago y duodeno.

Medicamentos para úlceras gástricas y duodenales: DE-NOL

Si esta bacteria no se elimina, independientemente de la efectividad de los medicamentos utilizados para tratar la úlcera, existe un riesgo muy alto de recurrencia de la enfermedad y períodos de remisión reducidos. Existen varios esquemas para el tratamiento de dicha infección bacteriana, los principales fármacos en los que son los antibióticos del grupo de nitroimiazolina: tinidazol, metronidazol, tetraciclina.

Dado que estas drogas han estado presentes durante mucho tiempo en el mercado de drogas, su efectividad se cuestiona cada vez más. Esto se debe al aumento de la resistencia de las cepas bacterianas a este grupo de antibióticos. Han sido reemplazados por antibióticos más modernos del grupo de macrólidos. Tienen muchas ventajas y significativamente menos efectos secundarios y contraindicaciones.

No se olvide del entorno extremadamente agresivo en el que los antibióticos tienen que «trabajar» en el tracto gastrointestinal. Deben resistir los efectos del ácido clorhídrico, cuya producción en la enfermedad de la úlcera péptica aumenta significativamente. El antibiótico más estable de este grupo es la claritromicina. Se usa en combinación con otras drogas en una dosis de 0, 5 g dos veces al día.

Leer también:

Simultáneamente con ella, se prescribe la amoxicilina antibiótica, la dosis es de 1 g dos veces al día. El efecto de dicho tratamiento según los datos de la investigación es igual al 90%. Además de los antibióticos, se necesitan medicamentos antisecretores. Hacen que el jugo gástrico sea más viscoso, lo que aumenta la concentración y la duración del efecto de los antibióticos en Helicobacter pylori. Este grupo farmacéutico incluye:

  • Inhibidores de la bomba de protones
  • Colinolítico
  • Bloqueadores de receptores de histamina

El tratamiento efectivo también requiere fármacos antiácidos y gastroprotectores, así como fármacos para úlceras gástricas y duodenales que contienen bismuto, que ayudan a crear una película protectora en la superficie de la mucosa.

Cómo funcionan los inhibidores de la bomba de protones

Medicamentos para las úlceras de estómago y duodeno.

Hay más de 500 medicamentos para tratar úlceras

Tal nombre contorneado en realidad denota un grupo de fármacos que bloquean la síntesis de ácido clorhídrico. Esto sucede al deshabilitar la enzima que transporta una parte constituyente de la fórmula ácida, como los iones de hidrógeno, a la cavidad estomacal. Este bloqueo continúa hasta que se sintetizan nuevas moléculas enzimáticas.

Tales drogas incluyen pariet, omez, nexium, omeprozole, pantoprozol, lansoprozol, rabeprozol. Todos ellos tienen una eficiencia muy alta, preservando un entorno favorable para curar defectos de la membrana mucosa, desaparecen los síntomas de la dispepsia. Esto se facilita por la preservación del efecto terapéutico durante 7-12 horas después de la administración. La curación de la úlcera duodenal ocurre por un período de 2-4 semanas.

Bloqueadores de histamina: control de la producción de ácido clorhídrico

La capacidad de mantener un nivel óptimo de equilibrio ácido-base contribuye directamente a la cicatrización de defectos en la membrana mucosa del estómago y el intestino. Es deseable que tal equilibrio se mantenga durante un mes durante 18-20 horas al día, esto reduce significativamente el número de complicaciones en la enfermedad de la úlcera péptica.

Ranitidina o kvamatel (famotidina) se prescribe con mayor frecuencia. La ranitidina se prescribe para la enfermedad de la úlcera péptica a 300 mg por día durante un mes. Para la prevención de recaídas, esta cantidad se reduce a la mitad (150 mg). Kvamatel se toma de manera similar, es decir, para obtener un efecto terapéutico que necesita 40 mg, para la prevención de complicaciones: 20 mg por día.

Estas drogas contribuyen a detener el sangrado de los defectos de la mucosa (Kvamatel). Además de lo mencionado anteriormente, la roxatidina, la cimetidina, la famotidina tienen el mismo efecto. Su efecto antisecretorio se extiende por un período de 10-12 horas, cimetidina – 5 horas.

El uso de antiácidos en el tratamiento de lesiones ulcerosas

Medicamentos para las úlceras de estómago y duodeno.

La úlcera gástrica y duodenal es una enfermedad grave

La tradición de usar medicamentos de este grupo no tiene una década. Su efecto terapéutico se basa en la reacción química del jugo gástrico con los reactivos que constituyen los antiácidos. Esto reduce su efecto agresivo en las paredes del estómago y los intestinos.

Dichos reactivos son hidróxidos de magnesio y aluminio, como en Maalox y Almagel, o fosfato de aluminio, como en Fosfalyugel. Difieren significativamente de las preparaciones obsoletas basadas en refrescos, envolviendo las paredes del estómago sin ser absorbidas por ellas. Los antiácidos pueden adsorbar la pepsina, cuya acidez disminuye bruscamente con su acción.

Leer también:

Gastroprotectores: protección de la membrana mucosa

Los fármacos de este grupo farmacológico también se incluyen en el tratamiento complejo de la úlcera péptica. Crean una capa protectora envolvente en la superficie de la mucosa intestinal y gástrica. El principal principio activo en la mayoría de ellos son las sales de bismuto: De-nol, Vikair, Vikalin, Sucralfat, Carbenoxolon, Misoprostol.

De-nol, además de crear una película protectora sobre la superficie de la úlcera, favorece su cicatrización. La carbenoxolona se basa en la raíz de regaliz. Aumenta la viscosidad del moco, convirtiéndolo en una barrera confiable entre las paredes del estómago y el duodeno y las pepsinas con ácido clorhídrico.

Se excreta del cuerpo a través de los intestinos. El aumento de la presión arterial es uno de sus efectos secundarios graves. El misoprostol también es un tratamiento muy eficaz para las úlceras pépticas, a pesar de sus efectos secundarios como la diarrea.

Antiespasmódicos y procinéticos: acción sobre la motilidad.

En la enfermedad de úlcera péptica, hay frecuentes alteraciones en la motilidad del tracto gastrointestinal, tanto en la dirección de la inhibición como de la activación excesiva del mismo. Las sensaciones de dolor a menudo son causadas por espasmos del intestino y del estómago, para aliviarlos, se llaman antiespasmódicos. Estos incluyen No-shpa, papaverina, galidor, platifilina, metacina, clorosil.

El efecto contrario lo provocan los procinéticos, que están diseñados para estimular las contracciones de los músculos lisos del estómago y los intestinos. Su uso puede estar justificado en casos de alteración de la peristalsis intestinal, incapacidad para vaciar el estómago. Los procinéticos incluyen Motilium, Cerucal, Cesapride, Coordinax, Propulsid.

Remedios populares para el tratamiento de la úlcera péptica.

Medicamentos para las úlceras de estómago y duodeno.

Medicamentos para las úlceras gástricas y duodenales: omeprazol

Es recomendable tomar medicamentos de la medicina popular durante la remisión, sin sustituirlos por el tratamiento tradicional. Afecta eficazmente la curación de las úlceras. El jugo de repollo mezclado con jugo de apio (3:1). Se toma en ayunas un vaso al día durante un mes.

Las semillas de plátano se utilizan para curar las úlceras. Para ello, se insiste una cucharada de semillas en medio vaso de agua hirviendo durante media hora. Basta con tomar 3 cucharadas de infusión al día media hora antes de las comidas. No podemos pasar por alto el uso de la miel en el tratamiento de las úlceras de estómago y las úlceras intestinales. Se mezcla medio kilo de miel con medio litro de aceite de oliva y el zumo de dos limones. Esta mezcla se toma antes de las comidas una cucharada.

El tratamiento complejo de la úlcera péptica con medicamentos modernos, teniendo en cuenta las características individuales del cuerpo y las contraindicaciones, definitivamente conducirá a la recuperación.