Nueve causas de náuseas después de una comida

Tal síntoma como náuseas después de comer no es una enfermedad separada, en la mayoría de los casos señala trastornos agudos o crónicos en el funcionamiento suave del cuerpo humano. Los ataques de náuseas varían desde un paso menor y rápido, hasta agonizantes, agotadores, terminando con vómitos indomables.

Para realizar el diagnóstico correcto, debe analizar los síntomas que lo acompañan, realizar laboratorio y estudios instrumentales. Todas estas manipulaciones son realizadas por un médico en las condiciones de una institución médica. La información proporcionada en el artículo no es una razón para el autodiagnóstico y el autotratamiento, sino que se proporciona para fines informativos.

Causas de náuseas

Náuseas

Las náuseas pueden ser causadas por enfermedades del tracto gastrointestinal.

Las náuseas pueden ocurrir como un síntoma de cualquier enfermedad, y en algunas condiciones que no pueden llamarse enfermedad. Las principales causas de las náuseas después de comer pueden ser:

  • Enfermedades gastrointestinales (gastritis, úlcera gástrica y de 12 puntas, duodenitis, pancreatitis, colecistitis).
  • Problemas con el aparato vestibular.
  • Toxicosis del embarazo.
  • Envenenamiento con productos de baja calidad, infección intestinal.
  • Efectos secundarios, sobredosis de medicamentos.
  • El desarrollo del cáncer.
  • Infección con gusanos.
  • Nutrición irracional (comer en exceso, sobrepeso en la dirección de los platos grasos o dulces, aficionados a las dietas, el hambre).
  • Arrces emocionales, estrés severo.
  • Reacción alérgica a ciertos alimentos.

Hay muchas más causas de náuseas, pero en la mayoría de los casos no dependen de la ingesta de alimentos. Puede ser una migraña, un ataque de apendicitis, conmoción cerebral, preinfarco, hipertensión, deshidratación, calor y hol Sunstroke, etc.

Cuando las náuseas se deben a problemas gastrointestinales

Gastroenterólogo

Cuando tiene dolor abdominal, debe consultar a un gastroenterólogo.

El papel principal en la sintomatología de las náuseas después de comer está ocupado por enfermedades GI. En la gastritis y la enfermedad de la úlcera péptica, la sensación de náuseas se une por la pesadez y la sensación de hinchazón después de comer. Hay ardor en la región epigástrica, que se siente después de comer y con el estómago vacío.

Si existe una sospecha de dicha patología, el gastroenterólogo prescribirá pruebas de laboratorio para los famosos análisis de sangre Helicobacter pylori, general y bioquímico. Se requerirá la gastroscopia, que es el método más informativo de diagnóstico hasta la fecha.

Las náuseas asociadas con una enfermedad como la colecistitis (inflamación de la vesícula biliar), o con discinesia, se pueden combinar con dolor en la región subcostal derecha, la apariencia de amargura o sabor de metal en la boca, flatulencia. Las náuseas desagradables aparecen no solo después de comer, sino también durante las comidas. La aclaración del diagnóstico se lleva a cabo con ultrasonido de la vesícula biliar y el hígado, el tratamiento puede ser tanto medicación como operativa.

Si la causa de las náuseas era gastroduodenitis, entonces hay síntomas adicionales como eructos, acidez estomacal, una sensación de bulto en la garganta, dolor «debajo de la cuchara». Las náuseas después de comer se sienten principalmente por la noche, y por la mañana, por el contrario, ocurre con el estómago vacío. Para controlar esta condición, es necesario revisar la dieta (excluye el café, el chocolate, las bebidas carbonatadas, los alimentos picantes y grasos), la dieta, la terapia de drogas destinada a normalizar el equilibrio ácido y mejorar la motilidad del estómago y los intestinos.

Leer también:

Pancreatitis – Atención al páncreas

Se debe prestar especial atención a dicha patología acompañada de náuseas después de comer, como la pancreatitis. Está acompañado de hinchazón abdominal, dolor de mando afilado que irradia en la región subcostal posterior y la derecha, el malestar intestinal, la pérdida de peso aguda. El diagnóstico de esta patología se puede hacer de acuerdo con los resultados del ultrasonido y las pruebas de laboratorio para el azúcar, la presencia de enzimas, la determinación del proceso inflamatorio. El tratamiento de la pancreatitis se asocia con una dieta larga, la terapia de drogas con medicamentos enzimáticos y antiinflamatorios.

¿Y tal vez es envenenamiento o infección intestinal?

Envenenamiento

Con el envenenamiento, una persona siente debilidad, fiebre.

En este caso, los vómitos comienzan poco tiempo después de comer malos alimentos, este proceso siempre termina con los vómitos. Por lo tanto, el cuerpo está tratando de deshacerse de la fuente de intoxicación, lo que se suma a las náuseas y los vómitos y la diarrea.

Las toxinas causan debilidad, dolor de cabeza, fiebre. Dolor abdominal en el estómago y los intestinos, después de 1-2 días, aumentan los síntomas de deshidratación:

  1. Sed
  2. Sequedad de la piel y membranas mucosas
  3. Mareo
  4. Orina infrecuente
  5. Pérdida de peso, apariencia demacrada

Si induce el vómito después de los primeros ataques de náuseas, puede evitar la mayoría de estos síntomas eliminando la fuente de intoxicación. Asegúrese de tomar absorbentes (Polyphepan, carbón activado), beba muchos líquidos. Si la afección empeora, y en los niños, incluso con la aparición de los síntomas iniciales, asegúrese de buscar ayuda médica. Con una infección intestinal, los vómitos pueden volverse indomables, aparece bilis y se sienten mareos.

Náuseas en el embarazo

Náuseas en el embarazo

Las náuseas durante el embarazo pueden ser causadas por toxemia.

Tanto la toxicosis temprana como tardía del embarazo pueden ir acompañadas de náuseas. Este síntoma está presente por un corto tiempo, aparece con mayor frecuencia por la mañana o acompaña a una aversión selectiva a ciertos olores (por ejemplo, el olor a caldo de carne).

Muy raramente, este síntoma acompaña al embarazo durante muchos meses; en tales casos, es necesario realizar un tratamiento hospitalario para evitar anomalías fetales. La toxicosis temprana se puede afrontar si por la mañana, sin levantarse de la cama, desayuna con una pequeña cantidad de frutas o nueces, bebe té con menta y pan rallado.

La toxicosis tardía o gestosis es más peligrosa que la toxicosis temprana. En la gestosis, las náuseas y los vómitos se acompañan de edema, aumento de la presión arterial y «moscas» parpadeantes delante de los ojos. Esto indica daño a los sistemas nervioso y urinario, que puede terminar en un estado de eclampsia e incluso una amenaza para la vida de la madre y el niño. Es por eso que en ningún caso se deben ignorar tales síntomas en las últimas etapas del embarazo.

Efectos secundarios de los medicamentos.

antibióticos

Las náuseas pueden ser un efecto secundario de tomar antibióticos.

Desafortunadamente, a veces la toma de medicamentos vitales puede ir acompañada de efectos secundarios en forma de náuseas. En la mayoría de los casos, se trata de medicamentos de grupos farmacéuticos como:

  • vitaminas
  • Antidepresivos
  • antibióticos
  • Preparaciones de hierro
  • Agentes antigripales
  • Medicamentos antiinflamatorios

Para minimizar las molestias, es necesario observar cuidadosamente la dosis, el método de administración, las condiciones de almacenamiento y las fechas de vencimiento de los medicamentos.

Leer también:

Trastornos vestibulares como causas de náuseas después de comer.

Mareo

Los mareos pueden ocurrir debido a problemas vestibulares.

El «mareo» acompaña no sólo a los pasajeros de los transatlánticos, sino también a los viajeros en aviones y transporte por carretera, especialmente si la cabina está calurosa y congestionada, y los pasajeros han comido lo suficiente antes del viaje.

La culpa de tal condición son los problemas con el aparato vestibular. La mayoría de las veces ocurren en niños y duran hasta el final de la pubertad, pero a veces se manifiestan en la edad adulta, siendo una característica innata del cuerpo.

Las náuseas en este caso se pueden prevenir tomando preparados como Aeromore antes de viajar, trate de sentarse mirando hacia adelante, no coma antes de viajar. Se considera eficaz chupar una rodaja de limón o un trozo de raíz de jengibre, que se recomienda mantener debajo de la lengua.

Trastornos de la alimentación

Los ataques de náuseas pueden surgir del hecho de que los descansos entre comidas son innecesariamente largos y surge una sensación de hambre. Si come algo dulce con el estómago vacío, es posible que las náuseas no desaparezcan, sino que aumenten aún más. La misma sensación se puede obtener comiendo en exceso y consumiendo excesivamente dulces y magdalenas.

Quienes siguen dietas extremas, en su afán por perder peso, pueden llegar a los extremos, reduciendo las porciones al mínimo o pasando los días de ayuno sin comer nada. El método más óptimo es realizar comidas fraccionadas en pequeñas porciones, aliviando los días bajo la guía de un nutricionista.

Los helmintos también pueden provocar náuseas

Náuseas

La causa de las náuseas puede ser la presencia de gusanos en el cuerpo.

Otro problema delicado de aparición de náuseas después de comer puede ser la presencia de lombrices. La mejor salida en este caso puede ser contactar a un especialista en enfermedades infecciosas, realizar pruebas de laboratorio y seguir las recomendaciones del médico.

La automedicación incontrolada en este caso puede provocar complicaciones. La infestación por gusanos puede disfrazarse de enfermedades del tracto gastrointestinal y enfermedades respiratorias agudas. Los síntomas adicionales además de las náuseas pueden ser:

  • Distensión abdominal
  • Heces liquidas
  • Dolor abdominal
  • Prurito en el ano al anochecer.
  • Anemia
  • Condiciones neuróticas

El diagnóstico de tal patología es muy difícil, incluso un análisis fecal quíntuple puede ser negativo con una infestación evidente de gusanos debido a las peculiaridades de la reproducción de helmintos. Un síntoma como las náuseas después de comer necesita un diagnóstico cuidadoso, ya que puede ser un signo de enfermedades muy peligrosas. Cuando aparece, es imperativo consultar a un especialista y realizar las investigaciones necesarias.