Pólipo en el recto: síntomas que vale la pena prestar atención a

La medicina moderna bajo el término «pólipo» define crecimientos peculiares formados en la capa superficial de la membrana mucosa. Estos crecimientos (pólipos) parecen crecimientos esféricos o en forma de hongo, unidos al órgano del cuerpo con la ayuda de una «pierna» o una base densa. El rango de color de los pólipos varía desde rojo grisáceo hasta rojo oscuro, a veces son amarillos.¿Qué hacer cuando se produce un pólipo en el recto y cuáles son los síntomas de la patología?

Pólipo, ¿qué es?

Pólipos en el intestino

Pólipos en el intestino

El tamaño de los pólipos formados varía en el rango de microscópico a sólido, notable en un ligero examen. En la superficie externa de tales formaciones hay una pequeña capa de moco, en consistencia todo el pólipo es bastante suave. Por lo general, los pólipos son precursores de un tumor benigno o maligno. Cualquier crecimiento o pólipo carnoso muy a menudo causa varias enfermedades precancerosas. Un pólipo obsoleto puede transformarse en una cierta etapa de tumor maligno, como el cáncer colorrectal. Los pólipos pueden surgir en niños y adultos a cualquier edad

La naturaleza de los pólipos está relacionada con el proceso de tumor que ocurre en el tejido que recubre las paredes intestinales. En el curso de la ampliación de tales crecimientos en las paredes, hay una disminución en la luz del intestino mismo. La ubicación o el sitio de formación de pólipos en la mayoría de los casos se refiere al recto o parte inferior del intestino grueso.

El peligro de la formación de crecimientos o pólipos carnosos en el cuerpo radica en la ocurrencia de causas que conducen al desarrollo de complicaciones más graves en los órganos. A menudo, debido a la gran acumulación de tales crecimientos en la luz de los intestinos, se forma obstrucción a través de su luz. En el peor de los casos, estos pólipos se convierten en tumores malignos que conducen al cáncer. En este sentido, debe ocuparse de la condición de sus órganos internos, especialmente los intestinos.

Signos de pólipos rectales

El recto, susceptible a la aparición de tales crecimientos, es responsable de la excreción de los residuos no digeridos del cuerpo, por lo que los pólipos en su luz empeorarán significativamente este proceso, lo que lleva a sensaciones dolorosas. La preocupación excesiva por el estado del intestino ayudará a prevenir el desarrollo de pólipos en el cuerpo. Entonces, ¿cómo determinar si hay pólipos en el recto?

La presencia de pólipos en el recto, su número y tamaño se pueden detectar durante el examen endoscópico de este órgano. Hay casos en los que estas formaciones se detectan accidentalmente, durante el examen del cuerpo para la presencia de otras patologías. Los pólipos grandes pueden manifestarse por defecación de las secreciones. En las masas fecales, en presencia de pólipos en el recto, se detecta un pequeño volumen de sangre o moco. Acompañado de heces, la descarga sangrienta suele ser roja, con menos frecuencia de color escarlata. Si se encuentra con tales heces, debe visitar una institución médica lo antes posible, para obtener asesoramiento médico.

A veces, con la formación de pólipos en las paredes del recto, el paciente siente un aumento en la temperatura corporal, lo que indica el comienzo del proceso inflamatorio en el cuerpo, que ocurre en el área del pólipo. Los crecimiento pueden causar y dolor correspondiente en el área abdominal, así como las manifestaciones de diarrea y estreñimiento característico. En la mayoría de los casos, el paciente siente la presencia de estreñimiento durante la defecación intestinal, debido al bloqueo de la luz del recto y la obstrucción de las heces del cuerpo.

Los pólipos grandes, a menudo conducen a un bloqueo de la luz del recto, y el paciente siente la presencia de un objeto extraño en el ano. En los casos en que los pólipos formados están unidos a la pared del intestino con la ayuda de un tallo, el paciente puede observar su caída del ano durante la defecación. Si se han formado varios pólipos en las paredes del recto, se diagnostica la poliposis del órgano.

¿Por qué surgen pólipos en el recto?

Los síntomas pueden ser bastante diferentes

Los síntomas pueden ser bastante diferentes

Hasta la fecha, las principales causas de los pólipos en las paredes de los científicos del recto consideran lo siguiente:

Leer también:

  1. Predisposición hereditaria de una persona a la aparición de la enfermedad.
  2. Procesos inflamatorios en el recto.
  3. Dieta irracional.
  4. Consumo excesivo de alcohol.
  5. Baja movilidad de una persona.
  6. Pobre ecología

Consideremos estas causas con más detalle. La mayoría de los científicos, basados en los resultados del estudio, llegaron a la conclusión de que es la herencia de una persona contribuye a la ocurrencia de estas formaciones en las paredes del intestino. Al nacer, el material genético de una persona puede llevar las tareas para el desarrollo de pólipos en sus órganos, incluido el recto.

Los pólipos pueden desarrollarse en el cuerpo humano y en presencia de procesos inflamatorios de diversas naturaleza en el recto, lo que puede causar el desarrollo de crecimientos carnosos en las paredes internas del intestino. La causa más común de pólipos es enteritis o colitis, así como el desarrollo de disentería en el cuerpo. La dieta irracional y desequilibrada de una persona, a menudo también es la causa de los pólipos en el cuerpo. Especialmente a menudo se producen crecimientos en las paredes del intestino con el consumo de alimentos sobresaturados de grasas de origen animal. La falta de fibra vegetal en la dieta, también contribuye al crecimiento de las paredes internas del recto.

Los efectos negativos del medio ambiente, el consumo excesivo de bebidas que contienen alcohol, así como un estilo de vida sedentario a menudo tienen un efecto favorable en el desarrollo de pólipos en las paredes del recto. Teniendo en cuenta las razones anteriores, puede prevenir la ocurrencia y reducir significativamente el desarrollo adicional de los crecimientos de pólipos en el cuerpo.

Diagnóstico de pólipos en el recto

Variedad de formaciones de pólipo

Variedad de formaciones de pólipo

La presencia de pólipos en las paredes del recto se puede diagnosticar si el paciente se somete a exámenes regulares. Si se confirma la presencia de pólipos, el médico puede determinar su tamaño, número, así como el riesgo de complicaciones precancerosas. La forma más sencilla de determinar los pólipos en el recto se basa en un examen de los dedos del ano del paciente. Tal estudio permite no solo confirmar, sino también refutar la presencia de estas patologías en el órgano estudiado.

Otro método que le permite detectar la presencia de pólipos en el intestino es la rectorcopia. Este método permite un examen detallado de la pared interna del recto a una distancia de hasta veinticinco centímetros desde la apertura anal. Dado que los pólipos en la mayoría de los casos se forman a esta altura del recto, el rectoscopio los detecta fácilmente.

La colonoscopia también es uno de los métodos confiables que pueden detectar pólipos en la luz del recto. El método de dicho examen se basa en una visualización integral de todo el intestino, lo que le permite determinar el área donde se han formado los crecimientos. Ambos métodos, cuando el equipo especial está involucrado, determinan rápida y correctamente la presencia de pólipos en el cuerpo, y también proporcionan mucha información necesaria sobre ellos, relacionada con su estructura, cantidad, etc.

A veces, al realizar estudios de la cavidad rectal con estos métodos, el médico tiene la oportunidad de eliminar rápidamente del órgano los crecimientos de pólipos que se asientan en el tallo. Esto se logra introduciendo en el cuerpo un electrodo especial con un extremo en forma de bucle, capaz de cortar el pólipo de la pared del intestino. Después de realizar dicha operación, el médico cauteriza la zona donde se encontraba el pólipo. Extraído del cuerpo, el crecimiento está sujeto a un estudio detallado.

La medicina moderna ofrece otro método para diagnosticar el crecimiento de pólipos en el cuerpo: la irrigoscopia. Este método le permite detectar pólipos en las paredes del recto, si su tamaño alcanza un centímetro o más. La irrigoscopia se basa en un examen de rayos X de todo el recto y el intestino en su conjunto. Cuando se utiliza irrigoscopia, se inyecta un agente de contraste especial en el órgano.

Tratamiento y prevención de pólipos en el recto.

Examen intestinal

El principal método para eliminar los crecimientos en el recto es el tratamiento quirúrgico de estos tumores. Esta intervención es la más productiva y eficaz, y recurrir a la medicina popular y al uso de medicamentos no da el resultado deseado. Si los pólipos son de tamaño pequeño, su eliminación se realiza ya en la etapa de diagnóstico mediante la exposición a un bucle de electrodo.

Leer también:

En los casos de formación de pólipos ya de tamaño sólido en las paredes del recto, su corte se realiza en pequeñas partes. Si el médico encuentra pólipos y células cancerosas junto con él, se reseca toda el área afectada. Por resección del recto se entiende la extirpación de sus zonas enfermas. Este procedimiento se utiliza para traumatizar sus áreas, lesiones con tumores malignos y la presencia de varios pólipos.

En caso de poliposis difusa o detección grupal de pólipos, se realiza al paciente una resección total, que implica la unión del intestino grueso con el ano. En esta intervención quirúrgica se realiza una extirpación completa del recto, seguida de una ileorectostomía.

Con la detección rápida y oportuna de pólipos, así como su eliminación, la mayoría de los pacientes se recuperan bien y regresan a una vida completa. A veces, después de dos o tres años en pacientes en lugar de pólipos, pueden ocurrir varias complicaciones. Para evitar esto, el médico designa necesariamente al paciente después de un año para someterse a una colonoscopia de control y examinar sistemáticamente con los métodos de endoscopia áreas que han sufrido una intervención quirúrgica. Básicamente, la periodicidad de tales exámenes se designa cada cinco años.

El crecimiento excesivo de los pólipos en etapas malignas se produce con mayor frecuencia en los casos en que tenían manifestaciones múltiples y grandes.

Una medida preventiva que evita el desarrollo de pólipos es una derivación oportuna del paciente a un médico en presencia de sus signos. Especialmente es necesario monitorear la condición de todo el intestino y el recto de las personas mayores. La eliminación de pólipos en las primeras etapas puede reducir en gran medida el riesgo de células precancerosas. Como una acción preventiva para prevenir el desarrollo de pólipos en el recto es: una dieta racional que contiene productos vegetales y limitación en el consumo de bebidas alcohólicas, incluidas las que contienen pequeñas cantidades de alcohol.

No se debe abusar especialmente de la cerveza, ya que los organismos de levadura contenidos en ella promoverán el desarrollo de procesos similares a tumores en el cuerpo. El ejercicio físico regular y los minutos dinámicos diarios ayudarán a mantener el cuerpo en tono y excluir el desarrollo de formaciones de pólipo en el cuerpo. El cumplimiento de estos requisitos no solo nos ayudará a cada uno de nosotros a prevenir la apariencia y la propagación de pólipos que afectan las paredes del recto, sino también a mantener la salud durante muchos años.

Información detallada y datos interesantes sobre pólipos que puede aprender del material de video: