¿Por qué la capacitación no da un resultado: 6 errores de recién llegados?

¿Por qué la capacitación no es un resultado: 5 errores para principiantes?

Todos saben que los ejercicios físicos son necesarios para mantener un cuerpo hermoso y saludable. Nos hacen más delgados, más fuertes y más duraderos. La condición de la piel y la complexión mejora, aparece más fuerza y ​​energía, el estado de ánimo mejora, el estado psicoemocional vuelve a la normalidad: nos volvemos más tranquilos, la agresión y la ira desaparecen. Di, ¿solo ventas?¡Así es como es!

Pero sucede que las clases en el pasillo no aportan ningún resultado: el peso no cambia, los músculos no crecen, el estómago no se va, el mal humor como era y permanece, y en general, solo hay decepciones continuas Desde el entrenamiento, parece que trabajas como un caballo hasta el séptimo sudor, pero hasta el punto de cero. Aparecen dudas e incertidumbre. Me gustaría dejar todo.¡Pero no te emociones! El punto no está en la capacitación en sí, sino en el hecho de que no podría prestar atención a algunos aspectos importantes, sin los cuales la capacitación realmente puede ser ineficaz.

Vamos a averiguar por qué no hay resultados del entrenamiento, qué errores son cometidos con mayor frecuencia por los atletas inexpertos y cómo hacer que el entrenamiento brinde el máximo beneficio.

Seis errores de atletas novatos

1. Expectativa constante del resultado

Expectativa constante del resultado

Todos los que alguna vez han entrenado o continúan entrenando regularmente saben que el comienzo del camino es siempre el más difícil, está lleno de fallas y errores. Para lograr realmente el resultado, debe trabajar duro y duro. Y esta no es una cuestión de uno o dos meses. Para construir un cuerpo hermoso, fuerte y armonioso, se necesitan los años de entrenamiento regular.¡Años! Muchas personas que tuvieron lugar en el gimnasio varias semanas abandonan esta intención, avergonzadas y decepcionadas con la ausencia del efecto deseado. Comienzan a preguntarse: «¿Por qué no hay resultados de la capacitación?»Y, al final, ¡su motivación simplemente desaparece!

Pero para ver los primeros resultados de la capacitación, debe hacer esfuerzos considerables: vaya al salón de 2 a 3 veces a la semana y no se pierda clases, coma y consuma suficiente proteína, se actúe durante el día, duerma lo suficiente y descanse lo suficiente. eficientemente.

Durante un tiempo, especialmente al principio, cuando el cuerpo solo se acostumbra al esfuerzo físico y comienza a reconstruir, hace que sea una regla no perseguir el resultado. Deja de compararte con los demás. No pese. Cálmate, relájate, relájate. Haz lo que recomienda tu entrenador. Complacer el proceso. Si haces todo bien, ¡el resultado ciertamente lo será!

2. Falta de un objetivo claro y motivación

Si no sabe qué propósito va al pasillo y qué le traerá la implementación de un ejercicio en particular, es muy dudoso que pueda lograr un éxito significativo en los deportes. Incluso al principio, debe establecer un objetivo específico para usted, a lo que se esforzará, lo que lo llevará a usted y a la «luz» en cada sesión de entrenamiento.

Puede pensar en una figura hermosa, piernas delgadas, presionar cubos o nalgas bombeadas. Puedes imaginar un cuerpo hermoso y tonificado de salud y juventud. Puedes prometer que corre diez kilómetros. O veinte mejor. Sube a la montaña. Para ir en bicicleta por toda la ciudad. Cualquier objetivo, cualquier deseo: lo principal es que te gusta. Recuerde solo que no podrá perder peso al mismo tiempo y ganar masa muscular, ya que no será posible y perderá peso localmente: la grasa se quema uniformemente a través del cuerpo. Por lo tanto, da preferencia al entrenamiento para todo el cuerpo.

3. Falta de comunicación.

Falta de comunicación entre los amantes del cerebro

El vínculo muscular-cerebro es un aspecto extremadamente importante que juega muy importante en la efectividad de cada carga, ya sea un entrenamiento circular o de quema de grasa. Sin lugar a dudas, se pueden observar los mejores entrenamientos en aquellas personas centradas en los ejercicios que funcionan y que están tratando de usar ciertos grupos musculares.

La concentración es necesaria si queremos realizar ejercicios de manera correcta, eficiente y efectiva, incluso si es un simple entrenamiento en el hogar. Muchas personas van al gimnasio y piensan en los asuntos cotidianos, hablan con amigos, a menudo se sientan por teléfono o escuchan música. Sí, es muy relajante y agradable, pero solo la concentración máxima en cada entrenamiento puede proporcionar una carga de alta calidad y el rendimiento correcto de los ejercicios. Por supuesto, al principio, será difícil para usted «escuchar» su músculo y comprender si está involucrado en el trabajo o no. Pero si realmente desea lograr un resultado de calidad, debe hacerse amigo de su cuerpo y aprender a escucharlo.

4. Realizar los mismos ejercicios

Realizando los mismos ejercicios

Para que el entrenamiento sea efectivo y eficiente, debe cambiar su plan de entrenamiento de vez en cuando: agregue ejercicios de aislamiento, trabaje en TRX o cambie sus cargas habituales a entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) o clases de Tabata. A menudo sucede que teniendo un determinado conjunto de ejercicios, intentamos realizarlos durante cada entrenamiento. Al principio todo va bien, pero con el tiempo los músculos se van acostumbrando y los cambios ya no se producen con tanta intensidad. Además, en este caso descuidamos el desarrollo de otros grupos de músculos que no participan en el trabajo, lo que conduce a un desarrollo desigual de las distintas partes del cuerpo. Así, por ejemplo, se puede observar que algunos atletas aficionados tienen un hermoso torso hinchado y piernas absolutamente débiles.

Al principio, el entrenamiento de un principiante puede resultar bastante monótono. Posteriormente, a medida que vayamos adquiriendo experiencia, podremos añadir nuevos ejercicios cada cierto tiempo para diversificar el proceso de entrenamiento. Sin embargo, con el tiempo, estos cambios deberían ocurrir con mayor frecuencia. La solución óptima sería cambiar completamente tu plan de entrenamiento cada tres meses.

Una de las mejores decisiones que puedes tomar a la hora de perder peso es empezar a entrenar con pesas. Muchas mujeres, que quieren perder peso, prefieren hacer cardio, agotarse en una cinta de correr o hacer vueltas en el estadio. Pero según las investigaciones, el entrenamiento de fuerza puede preservar y tonificar la masa muscular, que a menudo se quema junto con la grasa, y prevenir la desaceleración metabólica de manera más efectiva cuando se combina con ejercicio aeróbico.

Si te cuesta decidirte por una serie de ejercicios y no tienes dinero para un entrenador personal, presta atención a las clases grupales. En primer lugar, no es necesario que desarrolle un plan de formación y, en segundo lugar, contará con el apoyo y la asistencia de un especialista cualificado. Por ejemplo, los entrenamientos grupales en FitCurves duran solo 30 minutos. Durante este tiempo, todos los grupos de músculos están involucrados: se realizan calentamientos, entrenamiento cardiovascular y de fuerza y ​​​​un enfriamiento. El entrenador lo acompaña en todas las etapas del entrenamiento, monitorea la corrección de los ejercicios y realiza diagnósticos corporales mensuales para ayudarlo a ajustar efectivamente su carga de trabajo.

5. Mala alimentación

Mala dieta

La nutrición inadecuada es otro error grave que muchas personas cometen durante el entrenamiento. Y esto no se trata solo del hecho de que te gusta comer alas fritas después del entrenamiento o emborracharte con soda dulce por la noche. Lo que, por supuesto, no vale la pena hacer. Muy a menudo, las personas que anhelan los resultados, cuando comienzan a realizar ciertos ejercicios, cambian a una dieta estricta, con la esperanza de que el entrenamiento traiga resultados más positivos. Desafortunadamente, este es un camino erróneo. Durante el entrenamiento, la nutrición insuficiente solo agravará la situación: al estar en estado de estrés, el cuerpo se abastecerá en cada calorie que se come «para más adelante», de la cual la grasa en las áreas problemáticas solo crecerá.

Una cantidad insuficiente de proteína en la dieta conducirá al hecho de que en lugar de la grasa en el entrenamiento, quemará los restos de los músculos. El metabolismo se ralentizará. El metabolismo se deteriorará. El nivel de cortisol será constantemente alto, lo que te pondrá nervioso y agresivo, y también te privará de dormir y una sensación de alegría. Es poco probable que todo esto lo haga más saludable y más atractivo.

Para lograr resultados efectivos, es suficiente hacer varios cambios pequeños en el modo de alimentación: carbohidratos más complejos, menos dulces. Más verduras, verduras y frutas. Menos harina y grasa. No hay transfiners y bebidas dulces. Debemos comer a menudo, pero en pequeñas porciones. Óptimo: aproximadamente 4-5 comidas por día. Y al menos 8 vasos de agua pura por día.

No olvide que las proteínas son uno de los nutrientes más importantes al perder peso. Los científicos han demostrado que la proteína en una cantidad de aproximadamente el 25-30% del total de la cuerda alta diaria aumenta el metabolismo a 80-100 calorías por día.

Además, una contribución importante de la proteína en el proceso de perder peso es su capacidad para reducir el apetito, lo que reduce el número de bocadillos innecesarios. Esto se debe en parte a la exposición a las hormonas que regulan el apetito, como la grelina y la leptina.

Además, varios estudios muestran que el consumo de una cantidad suficiente de proteína evita la restauración de la pérdida de peso, lo que le permite mantenerse en la forma el mayor tiempo posible.

Esto será suficiente para que el proceso de practicar deportes sea efectivo, efectivo y competente.

6. Trastornos del régimen de sueño

violación del régimen de sueño

Un buen sueño es uno de los factores más importantes para su salud física y mental.

Los estudios muestran que el sueño pobre es uno de los mayores factores de riesgo de obesidad, que aumenta en adultos y niños en un 55% y un 89%. Una de las razones radica en el hecho de que la frecuencia de los bocadillos antes de acostarse aumenta y en el momento posterior del día es más probable que las personas elijan bocadillos con un alto contenido de carbohidratos.

Otro estudio también afirma que las personas con modo de suspensión deteriorado consumen 385 calorías por día más que las que duermen regularmente y dentro de la norma. Hablando más claramente, debido al mal modo, puede obtener 7 kilogramos adicionales por año.