¿Puede ser: una piedra en el páncreas?

El cuerpo de cada persona es individual y difiere en la naturaleza y la intensidad de los procesos metabólicos que ocurren en él. Para el funcionamiento suave de los sistemas del cuerpo requiere el trabajo estable de cada uno de sus órganos. Uno de estos órganos es el páncreas, cuyas enfermedades afectan el trabajo no solo digestiva, sino también de otros sistemas. A veces aparece una piedra en el páncreas, entonces debe comenzar de inmediato el tratamiento.

Etapas de la pancreolitiasis

Ultrasonido para cálculos en el páncreas.

Ultrasonido para piedras en el páncreas

La pancreolitiasis o la formación de piedra en el páncreas se refiere a una enfermedad rara, que se basa en un mecanismo multifactorial. En primer lugar, la formación de piedras en los conductos del órgano es causada por procesos inflamatorios crónicos en el tracto digestivo, congestión debido a la obstrucción parcial o completa de los conductos del quiste de la glándula, tumores o sus metástasis, cambios sistémicos en el metabolismo, Manifestado en la formación de piedras en otros órganos, desequilibrio hormonal en el cuerpo.

El proceso de formación de piedra en el páncreas pasa en tres etapas:

  1. Formación de la base de proteína orgánica insoluble a partir del jugo pancreático, que es la base de la concreción;
  2. adsorción de sales de calcio en el conglomerado de proteínas formadas y su calcificación; Adhesión del componente inflamatorio en la violación de la salida del azufre de la glándula.

Síntomas clínicos de la pancreolitiasis

La naturaleza e intensidad de las manifestaciones con concreciones del órgano está determinada por su localización. Cuando se forma una piedra en los conductos pancreáticos, habrá manifestaciones de obstrucción parcial o completa del conducto con un movimiento deteriorado de jugo pancreático, que no se observa cuando se forma una piedra en la parénquima de la glándula. Con la localización del nódulo en la sección final del conducto principal de la glándula, se pueden observar síntomas de colestasis.

El síntoma principal de la enfermedad es la aparición de dolor en la región epigástrica de la intensidad variable con irradiación a la zona lumbar o interscapular. En la obstrucción aguda de los conductos, los pacientes se quejan de dolor agudo en la parte superior del abdomen, náuseas, a veces acompañadas de vómitos, aumentando la temperatura corporal.

Debido a la similitud de los síntomas con signos de colelitiasis o enfermedad de la úlcera péptica en tales casos, es necesario llevar a cabo un diagnóstico diferencial para hacer un diagnóstico correcto. Los signos característicos de la presencia de concrementos en el páncreas es la aparición de pequeñas piedras y motas de grasa en las heces, así como la ictericia de la esclera y la piel. Para verificar el diagnóstico, el examen de rayos X de la cavidad abdominal se lleva a cabo en caso de tamaño medio y grande de hormigones o tomografía computarizada en caso de cálculos pequeños sospechosos.

Métodos de tratamiento de la pancreolitiasis

Las piedras pueden ser relativamente grandes.

Las piedras pueden ser relativamente grandes

Para eliminar las piedras del páncreas, se utilizan métodos de tratamiento conservadores y operativos o una combinación de ambos.

Tratamiento operativo

La intervención quirúrgica completa implica el acceso al órgano a través de la pared abdominal anterior, eliminación de las concreciones existentes con la posterior restauración de la integridad de la glándula. Como regla general, dicho método se usa con obstrucción aguda de los conductos con piedras, una forma grave de falla digestiva.

En el orden planificado, es posible realizar una cirugía endoscópica para eliminar los cálculos de los conductos de la glándula en caso de acceso libre a ellos o la ausencia de contraindicaciones a este tipo de manipulación. Este método mínimamente invasivo es suave para el paciente y permite unos días después del procedimiento de eliminación de piedra para volver a la vida completa.

Leer también:

Métodos conservadores de tratamiento

Los métodos conservadores de tratamiento de la pancreolitiasis incluyen la prescripción de la terapia de la dieta, la normalización de la dieta, tomar medicamentos para normalizar el metabolismo en el cuerpo. El principal vínculo de la terapia conservadora de las piedras es la terapia de dieta. La dieta debe incluir carne magra, verduras, productos lácteos, cereales, pasta y pescado.

La comida debe cocinarse en vapor y comer en la consistencia de la masa en puré o el soufflé. Limite los huevos, vegetales y mantequilla, se niegue a comer platos grasos, fritos, salados y picantes, champiñones, alimentos ahumados, dulces, chocolate y café. La dieta en esta enfermedad tiene como objetivo normalizar los procesos metabólicos y la prevención de una mayor formación de piedra; Su uso como método de tratamiento independiente se justifica en las etapas iniciales de la formación de hormigón sin violaciones graves de la circulación de la secreción de la glándula en los conductos.

Sin embargo, para la prevención de la dieta de pancreatolitiasis se puede usar muy ampliamente y con un éxito considerable. Al mismo tiempo, es necesario organizar racionalmente el régimen dietético, que debe incluir 4-5 comidas al día con la inclusión de platos líquidos y una cantidad suficiente de líquidos en la dieta. También es necesario deshacerse de los malos hábitos, como fumar, abuso de alcohol, que agravan los trastornos metabólicos en el cuerpo.

Método generalizado de prevención y tratamiento de la enfermedad con la ayuda de plantas medicinales, incluidos tés y decocciones con la adición de frutas de arándanos, cacaideros, rosas, ortigas y diente de león.

Nutrición dietética en el período postoperatorio durante la eliminación de concrementos.

En el período postoperatorio temprano, el paciente se crea condiciones de descanso y completa ausencia de alimentos para eliminar la carga en el órgano traumatizado. Durante este período de aproximadamente tres días, se permite usar agua mineral no carbonatada o infusión sin azúcar de rosas en el volumen de hasta un litro.

La dieta juega un papel muy importante en el tratamiento de los cálculos pancreáticos.

De gran importancia en el tratamiento del páncreas juega la dieta

A partir del cuarto día después de la cirugía, se permite consumir té débil sin azúcar con pan rallado sin azúcar, puré sopas de verduras sin sal sin repollo y legumbres, gachas de leche viscosa, tortilla al vapor. La leche en la preparación de platos basados en él debe diluirse el agua medio hervida.

Después de dos días más, la dieta se puede complementar con pan blanco seco con una pequeña cantidad de mantequilla, requesón fresco. Desde el séptimo día en el conjunto de productos incluyen platos de variedades magras de carne, pescado, cocinadas como soufflé de vapor y, después de unos días: albóndigas de vapor, chuletas. Además, en la dieta debe limitar el uso de alimentos de grasa y carbohidratos, así como sal y azúcar.

La dieta debe incluir seis o siete comidas, que se realizan en pequeñas porciones, para no crear una carga en la glándula. El régimen de beber asume el consumo de al menos 1. 5 litros de líquido por día.

Se debe prestar especial atención al tema de la vitaminización del cuerpo al incluir en la dieta de frutas y verduras naturales en forma de puré sin partículas gruesas.

Leer también:

Ración dietética aproximada de la nutrición dietética después de la eliminación de piedras

  • El desayuno principal incluye el siguiente conjunto de platos: gachas de avena de leche, carne al vapor en puré de unos 100 gramos, una taza de té débil sin azúcar.
  • El segundo desayuno consiste en una tortilla al vapor, una taza de decocción de bayas de rosas.
  • El almuerzo incluye los siguientes platos: sopa de puré de verduras, carne al vapor con verduras (excepto repollo), una taza de compota de frutos secos.
  • Se recomienda limitar la merienda a una pequeña cantidad de requesón fresco y una taza de té sin azúcar con leche.
  • La cena consta de los siguientes platos: pescado magro hervido en pequeñas cantidades, puré de verduras hervidas y una taza de té fuerte con leche sin azúcar.
  • Antes de acostarse, se recomienda beber una taza de kéfir desnatado.

El dolor epigástrico es uno de los síntomas de los cálculos pancreáticos.

El dolor en el epigastrio es uno de los síntomas de la pancreatitis.

Todos los platos de la dieta del paciente deben cocinarse al vapor y comerse en forma de puré. De particular importancia es la masticación cuidadosa de los alimentos, ya que los alimentos gruesos y sin triturar crean una mayor carga para el sistema digestivo en general y para el páncreas en particular.

Además del conjunto de productos anterior, se recomienda utilizar productos lácteos bajos en grasa, jugos naturales no concentrados, frutas, compotas, galletas sin azúcar, pan rallado y pasta.

El cumplimiento de la dieta en el postoperatorio y durante la transición a una dieta completa crea condiciones favorables para la normalización de la función glandular. Si no se siguen los principios de la dietoterapia, es posible que se produzcan recaídas de la enfermedad y procesos inflamatorios agudos en la glándula.

Después de la transición al régimen dietético habitual, es necesario cumplir con las restricciones dietéticas especificadas, la organización de 4-5 comidas diarias regulares y completas y la ingesta de líquidos de al menos 1, 5 litros por día.

Debe tenerse en cuenta que el menú dado es indicativo y el médico tratante debe ajustarlo individualmente teniendo en cuenta las peculiaridades del organismo del paciente y las enfermedades concomitantes.

El efecto del alcohol en el páncreas, ver material de video temático: