Velas posteriores: una verdadera ayuda para las hemorroides

Hoy en día, pocas personas no han enfrentado ni oído hablar de una enfermedad como las hemorroides. La enfermedad en sí no es fatal, pero implica sensaciones muy desagradables y dolorosas, y lo más desagradable es que cada año cada vez más personas enfrentan este problema.

En la lucha contra las hemorroides, el papel es muy importante que juega la prevención y la eliminación de los procesos inflamatorios causados por esta enfermedad. Las velas posteriores en este momento es el medio más efectivo para eliminar los efectos de la inflamación hemorroidal.

Propiedades farmacológicas de posteriores

Las velas alivian significativamente el sufrimiento de los pacientes

Las velas alivian significativamente el sufrimiento de los pacientes

Las sustancias activas activas incluidas en la composición de supositorios posteriores son productos metabólicos de bacterias intestinales inactivadas. Contribuyen a la estimulación de factores inmunes protectores específicos y humorales, la fagocitosis y, además, desencadenan todo el sistema inmune del cuerpo a nivel local.

Después de incluso un uso a corto plazo del medicamento localmente, se observa un aumento en los anticuerpos, entre otras cosas, la resistencia de los tejidos a los efectos de la enfermedad de la enfermedad aumenta, incluso si esta flora patógena es resistente a la influencia de los antibióticos.

Las velas posteriores estimulan la curación de las lesiones mucosas de membrana y piel en personas con hemorroides, fisuras anal y fisuras rectales, evitan el desarrollo de recurrencias (reinfección), tienen una alta actividad antiinflamatoria.

Debido al complejo: la acción inmunoestimuladora, antiinflamatoria y reparadora, el posterior de acción tiene un efecto analgésico pronunciado. Eso alivia significativamente el sufrimiento y mejora la calidad de vida del paciente. Este efecto es la principal ventaja que distingue los supositorios de los medicamentos utilizados por vía oral.

Indicaciones para el uso

Las velas (supositorios) posteriores utilizados como fármaco independiente y en el tratamiento complejo de pacientes con hemorroides. Debe recordarse que en pacientes con una infección fúngica adjunta en paralelo con el posterario debe usarse en medicamentos antimicóticos locales. Aplicar posterior y fisuras, así como áreas anales y rectales de eccema.

Velas posterior

Método y duración de uso

Los supuestos de fármacos posterianos usaron rectalmente, es decir, introducido a través del ano, directamente en el recto. Antes de su uso, es necesario lavarse bien con área anorrectal de agua y jabón y manos.

El hecho de que el efecto se mejorara para llevar a cabo la manipulación es deseable después de un enema o un vaciado espontáneo del intestino.

Leer también:

La duración del curso y la dosis del medicamento determina y corrige al médico, dependiendo de las características individuales del cuerpo y el curso de la enfermedad.

Como regla general, los adultos usan supositorios de 5 a 7 días, dos veces al día uno supositorio. Pero si es necesario, la duración del curso puede aumentarse y repetirse periódicamente.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Supositorios posteriores no se usa en pediatría en niños menores de 14 años. Tampoco debe usarse en pacientes que hayan observado intolerancia a las sustancias que componen los supositorios.

Efectos secundarios

Como tal, no se observaron efectos secundarios durante el uso de supositorios posteriores. En casos raros, el enrojecimiento local de los tejidos es posible, causado por la acción del fenol incluido en el supositorio. Así como manifestaciones alérgicas: enrojecimiento, erupciones eccematosas, picazón local, urticaria en personas con intolerancia a uno de los componentes del medicamento. Para evitar tales consecuencias, asegúrese de consultar con su médico.

Si la ingestión accidental de los supositorios, pueden aparecer trastornos gastrointestinales, por lo que siempre es necesario cumplir con las recomendaciones de admisión y observar precauciones de seguridad. Y también almacene la droga fuera del alcance de los niños.

Uso en mujeres embarazadas

El embarazo y el período de lactancia materna no son contraindicaciones para el uso de velas posteriores. Se puede realizar el tratamiento, pero bajo la supervisión de un médico.

Forma de condiciones de liberación y almacenamiento

Envasado de velas posteriores

Embalaje de supositorios posteriores

El paquete incluye dos placas de lámina de aluminio, cada una de las cuales contiene cinco velas. El modo de almacenamiento recomendado de velas posteriores, 3 años a partir de la fecha de fabricación a una temperatura de +15-25 grados centígrados.

Gracias a todos los supositorios de propiedades anteriores, los posteriores son actualmente uno de los medicamentos más populares y efectivos en el tratamiento de problemas hemorroidales, tanto la naturaleza infecciosa como la naturaleza mecánica.

Para lograr un efecto positivo a largo plazo del tratamiento, así como para evitar recaídas y efectos secundarios indeseables, se deben usar supositorios posteriores después de la consulta con un médico. Cualquier automedicación puede dañar su salud y agravar el curso de la enfermedad. Solo la estricta adhesión a las recomendaciones, regularidad y uso oportuno del medicamento ayudará a lograr el resultado deseado.

Para ver y se recomienda un video temático, gracias al cual puede examinar en detalle el efecto del medicamento: